Principios de Derechos Humanos en la Política Fiscal

Los Principios de Derechos Humanos en la Política Fiscal son una herramienta normativa innovadora, que está diseñada para guiar la transformación de la política fiscal y promover la dignidad, la igualdad y la justicia para todas las personas. Toman una serie de principios de derechos humanos clave para las políticas tributarias y presupuestarias, y los traducen en directrices concretas para el diseño, implementación y evaluación de las políticas fiscales.

Basados en un análisis riguroso de diferentes fuentes legales y normativas, los Principios brindan un marco claro y específico que puede fortalecer la rendición de cuentas de los gobiernos y ayudar a los Estados a priorizar la distribución de sus recursos. Esto puede reforzar el potencial redistributivo y la eficiencia de las políticas fiscales, proveer alternativas a la imposición de políticas de austeridad, y evitar las crisis sociales que resultan de recortes en servicios públicos.

Los Principios son el producto de un esfuerzo colectivo por parte de destacadas organizaciones de la sociedad civil que trabajan en América Latina y El Caribe , así como de especialistas en políticas fiscales y derechos humanos. Las organizaciones que lideran este proceso son  la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), - Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad- Dejusticia, FUNDAR- Centro de Análisis e Investigación, el Instituto de Estudios Socioeconómicos (INESC), la Red de Justicia Fiscal para América Latina y El Caribe (RJFALyC) y el Center for Economic and Social Rights (CESR) –todas las cuales conforman la Iniciativa por los Principios de Derechos Humanos en la Política Fiscal.

Los Principios se nutrieron de las contribuciones recibidas a lo largo de una serie de diálogos y consultas con diferentes grupos y movimientos sociales en los países de la región –incluyendo grupos indígenas y afrodescendientes, feministas, y sindicatos–.


Revisa aquí el documento completo de Principios de Derechos Humanos en la Política Fiscal


¿Por qué necesitamos los Principios?

Cuando las personas exigen más inversión en servicios públicos de calidad, acceso a la vivienda, o mayor protección social, es habitual que los gobiernos rechacen esas demandas por asumir que  "son peticiones muy costosas". Frases como “la austeridad es la única alternativa”, o “necesitamos recortar gastos y tener presupuestos balanceados” son moneda corriente.

Sin embargo, hasta ahora, los beneficios que supuestamente justifican estos dogmas no han llegado, y las sucesivas crisis económicas globales (incluyendo la pandemia por COVID-19) han exacerbado la desigualdad, aumentado la pobreza, y cuestionado aún más la doctrina económica tradicional. Alrededor del mundo, las personas están, cada vez más, denunciando con fuerza que las políticas fiscales son formuladas sin considerar sus necesidades reales, y sin prestar atención a los compromisos asumidos en derechos humanos, que han sido diseñados para proteger la dignidad de las personas y asegurar más igualdad.

Los problemas que surgen del desprecio a los derechos humanos en las decisiones fiscales son particularmente serios en América Latina y el Caribe, una región caracterizada por gran desigualdad, crisis económicas recurrentes que han sido usadas para justificar medidas de austeridad severas, explotación desregulada de recursos naturales, tasas de pobreza que no se reducen, y corrupción generalizada.


¿Cuál es su objetivo?

Los Principios apuntan a llenar un vacío importante, integrando estándares y principios de derechos humanos a las discusiones y decisiones sobre política fiscal, de una forma concreta y tangible. Los Principios muestran que hay alternativas más progresistas para movilizar recursos, y más aún, muestran que hay normas vinculantes que requieren que las políticas fiscales sean construidas desde las perspectivas de la igualdad, rendición de cuentas y justicia, poniendo los derechos humanos en el centro.

El desarrollo y la difusión de los Principios son parte de una convergencia amplia entre los movimientos de derechos humanos y justicia fiscal en América Latina. Distintos actores están buscando nuevas formas de colaboración, lo que habilita a desafiar más profundamente las narrativas y acciones de las élites económicas y otros actores poderosos. Basados en las normas de derechos humanos, los Principios pueden ser una herramienta poderosa a fin de promover las medidas fiscales transformadoras que necesitamos para evitar violaciones de derechos masivas, como los impuestos a la riqueza y  al llamado exceso de utilidades; corregir sesgos de géneros en los sistemas impositivos; fortalecer los sistemas de protección social y de ingreso básico; eliminar privilegios fiscales injustos e innecesarios; y combatir la evasión, elusión y el fraude de impuestos.

Además de destacar el potencial que tiene la política fiscal para la realización de los derechos humanos, este proyecto busca alentar el uso y la implementación de los Principios por actores regionales, nacionales y locales.

¿Quiénes lideran esta iniciativa?
 

El Comité Impulsor (CI) está integrado por un grupo de organizaciones y redes con amplia experiencia en los campos de los derechos humanos y la justicia fiscal en América Latina y el Caribe. Las organizaciones proveen expertise en temas de transparencia financiera, análisis presupuestario, combatir flujos financieros ilícitos, financiamiento al desarrollo, igualdad de género y monitoreo de derechos humanos, entre otros. Este comité está compuesto por:
 

Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, Dejusticia - Colombia

Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, ACIJ - Argentina
 
Centro de Estudios Legales y Sociales, CELS - Argentina
 
Center for Economic and Social Rights, CESR - Internacional
 
Fundar, Centro de Análisis e Investigación - México
 
Instituto de Estudos Socioeconômicos (INESC) - Brasil
 
Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe, RJFALyC - Latinoamérica y el Caribe

Como parte del CI y del Secretariado de la Iniciativa, CESR ejerce coordinación general del proyecto y lleva a cabo las principales tareas operacionales, comunicacionales y de difusión.

El Comité de Expert@s reúne a especialistas de distintas disciplinas y países de la región, reconocidas y reconocidos por su expertise y autoridad en los ámbitos de política fiscal, el derecho fiscal y financiero, los derechos humanos, el derecho constitucional, y otras disciplinas relevantes. El Comité es responsable de la adopción de los Principios, luego de un proceso liderado por el Comité de Redacción, que compiló el documento basado en una revisión extensa de fuentes normativas.